viernes, 5 de diciembre de 2008

LA APARICION DEL CRISTIANISMO

A partir del sigo I d.C. se difundieron entre loa sociedad romana algunas religiones orientales que intentaban dar respuesta a la incertidumbre de qué hay más allá de la muerte y la influencia del mal sobre el hombre. El cristianismo fué la que más arraigó, sobre todo entre las clases bajas, dado que presentaba la pobreza cdomo una virtud y aseguraba una vida mejor después de la muerte. Pero esta religión fué considerada un peligro para el Imperio, y algunos emperadores decretaron perseguir sistemáticamente a los mismos para eliminarlos. Sin embargo, las persecucciones resultaron ineficaces. La iglesia cristiana tenía cada vez más influencia social. Ante esta situación Constantino a tráves del Edicto de Milán, decreto la libertad de cultos. Más tarde Teodosio reconoció el cristanismo como la religión oficial y única del imperio con el Edicto de Tesalónica.
Los primeros cristianos enterraban a sus muerto0s y se escondian de las persecucciones en galerias subterráneas excavadas en las afueras de la ciudad. En estas galerias, llamadas catacumbas, han aparecido pinturas al fresco y sarcófragos, de piedra o mármol, que constituyen
importantes muestras del arte paleocristianos, que floreció en los primeros siglos de nuestra era.
Al proclamarse la tolerancia religiosa, los cristianos construyeron iglesias y celebraron sus cultos en público. Estas básilicas tenian forma rectángular y al fondo un ábside semicircular. Las paredes se decoraban con mosaicos y pinturas.